De nueva cuenta se registró una amenaza de muerte en la capital de Durango contra personal de salud que atiende en primera línea la batalla contra el coronavirus (COVID-19). Personas desconocidas pintaron el hogar de una enfermera perteneciente al sector salud de la entidad.

“Fue la mañana del pasado martes 21 de julio que mi esposo se dio cuenta de que nos había pintado una amenaza en la entrada de la casa. Yo salí a trabajar, entro a las 7:00 de la mañana, entonces de aquí salgo 6:37 y todavía no estaba así”.

Claudia Bernal, enfermera que combate al COVID-19 en el sector Salud del estado de Durango.

Durante el fin de semana la familia Huerta Bernal recibió la primera amenaza, aunque el mensaje fue poco claro.

“El viernes, para amanecer el sábado, hicieron otra pinta igual. Se veía menos, pero era una igual, la quitamos y amanecimos con esta”.

Jesús Huerta, esposo de la enfermera amenazada.

A pesar de que la denuncia ya fue interpuesta ante la Fiscalía General del Estado (FGE), la familia de la enfermera tiene el temor de que las amenazas puedan materializarse.

“Claro que uno tiene miedo de que le vayan a hacer algo a mi familia y más a mi esposa que es la enfermera, es la que va dirigida a ella”.

Jesús Huerta, esposo de la enfermera amenazada de muerte en Durango.

La enfermera Claudia Bernal asegura cumplir con todos los protocolos del hospital donde labora, y pide la comprensión de la sociedad en esta lucha que se tiene contra el coronavirus por parte de los trabajadores de salud de Durango y de México.

“Quiero pedirles que no nos agredan, no les hacemos mal. Estudiamos para ayudar a la gente, servimos a la comunidad, y que nos paguen con esto”.

Claudia Bernal, enfermera que combate al COVID-19 en el sector Salud del estado de Durango.