Tras la compra de Cornershopera cuestión de tiempo para que Uber incursionara en las entregas a domicilio de abarrotes, y el momento por fin ha llegado. La compañía ha anunciado el lanzamiento de su nuevo servicio, comenzando por América Latina y Canadá.

Uber quiere afianzar el dominio de Uber Eats en el negocio de la comida a domicilio, y ahora amplía su alcance con la nueva entrega de comestibles. De acuerdo con la compañía, esto marca la primera integración entre Uber y Cornershop (presente en Chile, México, Perú, Brasil, Colombia y Canadá) en la entrega de productos comestibles.

La entrega a domicilio de abarrotes está disponible en ciudades seleccionadas de Brasil, Chile, Colombia, Perú y Canadá (sin especificar de momento cuáles) a través de las apps de Uber y Uber Eats. El próximo mes el servicio se lanzará en determinadas ciudades de Estados Unidos.

El equipo de Cornershop podrá llevar abarrotes a los millones de usuarios de la plataforma de Uber y, como sucede con los viajes y entregas de comida, los usuarios podrán dar seguimiento en tiempo real a su pedido.

Uber planea llevar las entregas de abarrotes y comestibles a todo el mundo a lo largo del verano, como parte de su estrategia para reforzar su división de entregas a domicilio y compensar las pérdidas que la pandemia ha dejado en los viajes. De esta manera, la reciente compra de Postmates en Estados Unidos cobra aún mayor sentido.

Finalmente, es importante hablar del caso particular de México. Cornershop tiene presencia en nuestro país, pero este nuevo servicio de Uber aún no estará disponible debido a la postura del IFT de que “podría afectar a la neutralidad de la red”. Sin embargo, Uber asegura trabajar de cerca con COFECE, la autoridad competente nacional, para lograr la completa unión de Cornershop y Uber en México. Esperemos que no suceda lo mismo que a Walmart.