La ONG “Deja Huella” propuso realizar mesas de trabajo entre expertos en temas de salud, ONGs, colegios de abogados y ciudadanos, para que en vez de penalizar los contagios se busquen estrategias de cómo construir culturas de respeto o multas económicas.
“Vemos que es más enriquecedor el realizar mesas de trabajo donde la misma sociedad y expertos sometan una análisis de cómo se construyen estrategias para crear conciencia entre los ciudadanos para buscar soluciones sin afectar por prisión a alguien involuntariamente”, dijo César Villarreal.
En la última semana se han incrementado los contagios considerablemente y el gobierno estatal optó por proponer 3 años de prisión a quien teniendo una enfermedad grave y de contagio no respete su aislamiento y ponga en riesgo a otras personas.
“Creemos que esta medida es muy dictadora y muy excesiva hacia los ciudadanos ,como ONG creo que debemos de ser una entidad más incluyente y en ese tenor juntos construir culturas y propuestas que conciencien a las personas a ser más de respeto y de conciencia”, apuntó el activista.
Mencionó que si hubiesen realizado mesas de trabajo y hubiese participado como ONG, su propuesta habría sido el poner una multa económica en lugar de dictar prisión.
“Debemos ser conscientes que hay o puede haber casos de personas que son portadoras del COVID-19 y no se han dado cuenta y si es persona ya esta contagiando a más y así en cadena, como le van hacer dando prisión a los contagiados si ni siquiera han pensado en tener un lugar adecuado en los penales para quienes sean procesados por ese supuesto “delito”, resaltó el presidente de la fundación Cesar Villarreal.
La ONG “Deja Huella”, dijo que relajación que se está dando los fines de semana con la ciudadanía en paseos y centros comerciales de debe a que no se planeó no se estructuró de manera adecuada la reactivación económica y hoy los contagios del COVID-19 van en aumento.