Algunos trabajadores de Disney World están pidiendo a los ejecutivos de parques temáticos que reconsideren los planes de reabrir en julio, luego de días de casos récord de infecciones por la COVID-19 que han llevado al total estatal a más de 100,000.

La reapertura significaría traer de vuelta a decenas de miles de trabajadores que recibieron licencias sin sueldo (furloughs) el 19 de abril y desde entonces han luchado para navegar por el sistema de desempleo quebrado de Florida. Aún así, los trabajadores que firmaron la petición dijeron que es demasiado pronto para recibir nuevamente a los invitados.

“Este virus no se ha ido, desafortunadamente, solo empeoró en este estado”, lee la petición, que se acercaba a las 4,000 firmas el lunes, una pequeña muestra de los 78,000 empleados del complejo. “Si bien los parques temáticos son una excelente manera de relajarse y disfrutar del tiempo libre, es un negocio no esencial; No es justo que las personas que trabajan allí arriesguen sus vidas, especialmente si están en riesgo o tienen familiares en riesgo. Las personas son más importantes que obtener ganancias. Alcaldes, ejecutivos de parques temáticos, funcionarios gubernamentales: escuchen lo que estamos diciendo”.

Pero con Disney listo para comenzar su reapertura gradual en solo unas pocas semanas, casi cuatro meses después de que se cerró voluntariamente el 16 de marzo, no está claro si los ejecutivos se dejarán influir por la declaración.

Disney también enfrenta el rechazo de los trabajadores de Disneyland que en las últimas dos semanas han recolectado casi 45,000 firmas que llaman a retrasar la reapertura del parque de Anaheim, California, en medio de las crecientes hospitalizaciones en la UCI.

Disney no comentó si hubo alguna discusión sobre posponer el regreso de Orlando, pero los parques ya han establecido las precauciones de seguridad, así como la decisión de otorgar licencia por enfermedad remunerada a los trabajadores que desarrollan síntomas y necesitan ponerse en cuarentena.

Disney exigirá a los empleados e invitados que usen máscaras y se les controle la temperatura antes de ingresar, y habrá estaciones de lavado de manos ubicadas alrededor de las propiedades. Los parques operarán a capacidad limitada y han suspendido FastPasses, saltos de parques y encuentros con personajes.