La marca mexicana de calzado deportivo Panam se lanza contra los estereotipos y el racismo con una creativa campaña.

A través de sus redes sociales, Panam dio a conocer los “nombres” de sus modelos, haciendo alusión a los apodos y sobrenombres despectivos usados con el fin de ofender y discriminar, como  “prieto”, “naco”, “indio”, “chido”, porque “es mejor etiquetar a las cosas, no a las personas”, afirma la marca en su más reciente estrategia publicitaria.

Y es que, subrayan, como marca mexicana también han sido discriminados por marcas extranjeras, además de que “a más de uno lo han llamado naco por traer nuestros hermosos tenis”. 

La estrategia de mercadotecnia de la marca busca crear conciencia ante los hechos de racismo discriminación que se han presentado en nuestro vecino país del norte y en nuestro propio país.

Y así es como esta marca, que se ha caracterizado por ser una empresa socialmente responsable, afirma que cree en la igualdad pero respeta la individualidad, y que celebra “las diferencias que nos unen y rechaza firmemente las que nos separan, porque todos somos iguales pero distintos”, presume Panam.