La temporada 2020 de Fórmula 1, retrasada por la pandemia del coronavirus, comenzará el 5 de julio en Austria y las ocho primeras carreras se desarrollarán en Europa, entre ese mes y septiembre, según el nuevo calendario, oficializado este martes.

Un segundo gran premio seguirá en Austria (en el circuito Red Bull Ring de Spielberg), el 12 de julio, antes de carreras en Hungría (Hungaroring de Budapest), el 19 de julio, Gran Bretaña (Silverstone), el 2 y el 9 de agosto, España (Montmeló, Barcelona), el 16 de agosto, Bélgica (Spa-Francorchamps), el 30 de agosto, e Italia (Monza), el 6 de septiembre.

El Mundial 2020 se terminará en diciembre en Abu Dabi y será organizado por áreas geográficas (Europa en julio-agosto, Eurasia, Asia y América en septiembre-octubre-noviembre, Medio Oriente en diciembre).

Disputados en paralelo al Mundial de F1, los campeonatos de Fórmula 2 y Fórmula 3 seguirán el mismo calendario.

En lo que concierne a Bélgica, “la carrera se celebrará en el más estricto respeto de las consignas sanitarias dictadas por el Consejo Nacional de Seguridad y con el Gobierno Federal”, indicó la organización en un comunicado.

Los 70 años se festejan en Silverstone

El segundo gran premio organizado en Silverstone, en Gran Bretaña, será la ocasión de celebrar los 70 años de la F1. Fue en este mítico circuito donde se disputó la primera carrera, el 13 de mayo de 1950, ganado por el italiano Giuseppe Farina (Alfa Romeo).

“Debido a la fluidez actual de la situación ligada al COVID-19 a nivel internacional, los detalles del calendario completo serán finalizados en las próximas semanas, con la esperanza de tener entre 15 y 18 carreras de aquí a final de temporada en diciembre”, precisan el promotor de la F1, Formula 1, y su instancia reguladora, la Federación Internacional del Automóvil (FIA), en un comunicado conjunto.

Para permitir la reanudación de las carreras, la FIA y la F1 han puesto también en marcha un plan de lucha contra la propagación del nuevo coronavirus.

Entre las precauciones decididas figuran la limitación del número de personas en el paddock, controles sanitarios en la salida hacia el país organizador de la carrera, en la llegada y después cada dos días.

Los equipos serán aislados los unos de los otros en los circuitos, así como del gran público fuera de la carrera (vuelos internacionales, transportes en el lugar y hoteles).