“Esto no es un reclamo al Gobernador, es más bien una exigencia”, dice

El Senador de Movimiento Ciudadano, Samuel García, exigió al Gobierno de Nuevo León la renuncia del director del Instituto de Movilidad y Accesibilidad, Noé Chávez, por su negligencia al implementar medidas que han puesto en riesgo la vida de los neoloneses y por perjudicar el servicio del transporte público.

Al señalar que no se ha presentado un plan de movilidad ni de reestructura por parte de la dependencia, García cuestionó a Noé Chávez por haber culpado a la población de provocar las aglomeraciones en las paradas de camiones.

“El tema del transporte público es grave, es complicado por eso hoy pedimos la renuncia del director de lo que antes era consejo de transporte, ahora es el Instituto de Movilidad. Ese señor ahora salió con la vacilada de que los contagios en los camiones son culpa de la gente, son culpa de la gente que se amontona y que no usa cubrebocas”.

“Debe dejar el puesto de manera urgente, primero porque lleva un año al frente del transporte de Nuevo León; no hemos visto un sólo plan de movilidad ni de reestructura, plan que llevo ya cuatro años insistiendo que es la única solución para mejorar el transporte de Nuevo León”.

El emecista dijo que por dignidad, el titular Noé Chávez debe abandonar el cargo tras haber entorpecido el trabajo desarrollado por la Secretaría de Salud estatal en el combate al coronavirus.

“Esto no es un reclamo al Gobernador, es más bien una exigencia de que tiene que correr por dignidad a esta persona. Nuevo León venía bien… Esa negligencia trajo muertes, trajo contagios y trajo saturación de hospitales”.

Responsabiliza Samuel a refinería de Cadereyta por contaminación

En Monterrey mueren 5 mil personas al año por contaminación, señala

A pesar de las restricciones ordenadas por el Gobierno del Estado para contener la pandemia del coronavirus, los altos índices de contaminación continuaron registrándose en el área metropolitana, así lo señaló el Senador Samuel García.

García destacó que parte de esa contaminación es provocada por la refinería de Cadereyta.

“Tan sólo en Monterrey mueren 5 mil personas al año por contaminación, pero esas son las que mueren; tenemos miles de niños como nunca antes, miles, de decenas de miles de niños con asma, bronquitis, y problemas respiratorios y cardiovasculares; nunca antes vistos.

“Por más increíble que parezca que estuvimos dos meses encerrados sin pedreras, sin industria y sin autos, el mayor número de días estuvo en números rojos de contaminación. Esto es un claro signo, claro signo inequívoco de que la refinería de Cadereyta, la refinería Ingeniero Héctor Lara, que ahora está quemando combustóleo y por eso Andrés Manuel está prohibiendo energías verdes y renovables, es la principal contaminante de la zona metropolitana de Monterrey”.