En su primer partido como local de la temporada de la K-League 1 de Corea del Sur, que comenzó sin público por el coronavirus, el FC Seoul ganó el 17 de mayo por 1- 0 al Gwangju FC, aunque la noticia que trascendió fue otra: los maniquíes que habían puesto en las gradas para alentar al equipo. Internautas descubrieron que, en realidad, se trataba de muñecas sexuales, por lo que el club ofreció disculpas.

“Nos gustaría disculparnos con los fanáticos”, anunció el club en un comunicado que publicó en las redes sociales, en el que agregó que la “intención era hacer algo alegre en estos tiempos difíciles” y prometió: “Pensaremos mucho en lo que tenemos que hacer para asegurarnos de que algo así no vuelva a suceder”. 

Además, explicó que el incidente se debió a un malentendido con el proveedor de los 30 maniquíes que fueron colocados en la tribuna respetando la distancia social y con mascarillas. Incluso, algunos tenían puesta la camiseta del equipo.

Sin embargo, a quienes observaron las imágenes les llamó la atención el cuerpo de las muñecas y hasta se dieron cuenta de que algunas tenían avisos de sitios web para adultos. “¿No pasó nada por su mente cuando vieron esos maniquíes?”, preguntó una persona en el muro de Facebook del club. Otro, hasta se refirió a la posibilidad de cambiar de equipo: “Estoy pensando ahora en volverme fan del Seoul E-Land”.

En cambio, otro hincha expresó que el tema había sido tomado “demasiado en serio” por personas “que piensan que son santas”.

Por su parte, autoridades de la K-League 1 advirtieron que el club podría recibir algún tipo de sanción. “No es fácil decir si esto rompe las reglas, ya que no es una violación clara”, afirmó un representante de la liga, que agregó: “Estamos tratando de obtener una interpretación clara”.