La tormenta tropical Arthur se formó el sábado frente a la costa de Florida, marcando el sexto año consecutivo en que se establece una tormenta con nombre antes del inicio oficial de la temporada de huracanes en el Atlántico el 1 de junio.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, emitió una alerta por tormenta tropical para los Bancos Externos de Carolina del Norte en su reporte de las 5 de la mañana. El centro de la tormenta se encontraba entonces unos 610 kilómetros (380 millas) al sur-suroeste de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte.

Arthur mostraba vientos sostenidos de 65 kilómetros (40 millas) por hora y avanzaba hacia el norte-nordeste a 14 kilómetros (9 millas) por hora, reduciendo algo su velocidad a 20 kilómetros (13 millas) por hora.

Las previsiones apuntaban a que Arthur se mantendría lejos de la costa de Florida y Georgia el domingo, antes de acercarse el lunes a Carolina del Norte.

Las alertas por tormenta tropical afectaban a zonas de la costa de Carolina del Norte, desde Surf City a Duck, incluidas Pamlico y Albemarle Sounds.

Se esperaba que una peligrosa marejada y corrientes en la costa se extendieran hacia el norte, desde Florida a los estados del Atlático Medio, durante los próximos días.

Aunque el cambio climático y el calentamiento de las aguas podría ser un factor en otras tormentas registradas antes de junio, Arthur es más un sistema tormentoso subtropical que una tormenta tradicional con nombre, y su agua está más fría de lo que suele hacer falta para formar una tormenta, explicó Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado.

Muchas de estas tormentas fuera de temporada son sistemas débiles y fugaces que los meteorólogos pueden ver ahora gracias a los satélites y las nuevas tecnologías, y que no se habrían detectado en el pasado, explicó. Como sucede con la mayoría de estas tormentas tempraneras, es probable que Arthur se mantenga en el mar, aunque pueda pasar relativamente cerca de la costa de Carolina del Norte el lunes, agregó Klotzbach.

Con información de AP