¿Habías pensado que tus chanclas, pants y hasta mascarillas podrían ser exhibidos en un museo?

Por más loca que suene la idea, esto ya ocurre, pues grandes museos y centros de cultura en el mundo están recogiendo objetos y testimonios para documentar cómo se vivió durante la pandemia del coronavirus.

“En cuanto supimos que iba a haber confinamiento, discutimos qué guardar para el futuro. Es una experiencia tan extraordinaria”, explicó Beatrice Behlen, conservadora del Museo de Londres. Esta espacio está dedicado a la vida de la frenética capital británica.

Así que hicieron un llamado a los londinenses para que donaran los objetos que para ellos simbolizan el confinamiento.

“Puede ser algo reconfortante, como tus chanclas favoritas, las que usa cada día”, dijo el museo; o artículos que reflejan nuevos pasatiempos, como “tejer, cocinar o fabricar mascarillas”.

Algunos de los objetos que han recibido son un frasco de mermelada casera y una matraca, usada para aplaudir semanalmente en apoyo del personal sanitario local.

No se trata tanto del objeto en sí como del “significado que tiene para su propietario”, explicó Behlen. “En el futuro, puede que nos ayude a saber lo que estaba pasando”.