Andrés Manuel López Obrador destacó a tiendas Elektra y Coppel, por su disposición a cerrar, debido a que no llevan a cabo actividades consideradas como esenciales.

“Se logró que Elektra se cerraran, fue decisión de los dueños de la empresa; agradezco esta actitud“, resaltó el presidente, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

López Obrador aseguró que los dueños de esas empresas “son críticos de nuestra estrategia, pero decidieron hacer caso, por lo que se les agradece mucho su disposición a seguir las medidas que se han recomendado”.

En semanas anteriores, Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, exhibió a ambas compañías de desobedecer lo sugerido por el gobierno federal y siguieron laborando.

Elektra había sido criticada por la ciudadanía, ya que se revelaron testimonios en los que se narraban diversos brotes de Covid-19 en sus instalaciones.

Incluso, el negocio de Ricardo Salinas Pliego, el segundo hombre más rico de México, interpuso medidas legales para continuar abiertos.