Desde que se declaró el estado de emergencia en Japón por la pandemia, los niños no van a la escuela. Sin embargo, cuando miro por mi ventana aquí en Osaka, veo a muchos niños dando vueltas por la calle y los parques, jugando entre ellos. ¡Creo que deberían quedarse en casa! Y lo mismo cree la Japan Retro Game Association.

Con el fin de alentar a los niños japoneses a quedarse en casa, el grupo está regalando cien Super Famicom (la versión japonesa de la Super Nintendo). Para solicitar una, solo hace falta vivir con un niño menor de dieciséis años y poder cubrir los gastos de envío. Tienes más información en la web oficial de la organización.

El grupo incluso incluirá juegos clásicos que deberían ayudar a tener a los niños entretenidos.

La asociación señala que las consolas podrían haber envejecido con manchas por exposición al sol, pero funcionan y han sido limpiadas.