Por primera vez en su historia, el precio del barril de petróleo de referencia en Estados Unidos se derrumbó este lunes a un centavo de dólar, una caída propiciada por la crisis económica mundial a consecuencia del COVID-19.

Dicha crisis provocó una falta de demanda del petróleo, aunado a que las reservas estadounidenses están casi saturadas.

El barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en mayo, en su penúltimo día de cotización, caía casi 90%, según la agencia AFP.

Los contratos del crudo expiran el martes al cierre, y quienes los tienen deben encontrar compradores interesados en hacerse del crudo rápidamente.

Pero como las reservas en Estados Unidos están cerca de su máximo, deben erosionar el precio para encontrar compradores.

El barril WTI para entrega en junio solo perdía 11%, a 22 dólares, mientras el Brent para junio perdía 6%, a 26 dólares, en Londres.